Artículos

Potenciación de autoestima

Hay estudiantes que al no entender ciertas materias científicas (física, química o matemáticas) se sienten fuera del sistema, se frustran y se culpan. Les cuesta creer que los seres humanos somos todos distintos e imposibles de medir y que no existen métodos 100 % eficaces para el aprendizaje masivo.

Según las observaciones en terreno, existe un grupo específico de estudiantes que responden muy bien a la aplicación del Método Barría. Estos alumnos además manifiestan algunas de las siguientes actitudes:

 

    • Aseguran que el área científica es difícil.
    • Prefieren mostrarse desinteresados o ser tachados de flojos, antes que reconocer la dificultad que tienen de aprender física, química o matemáticas.
    • Sobrevaloran a los pares que no tienen problemas con los ramos científicos.
    • En algunos casos, dicen: “El profesor sabe mucho, pero no le entiendo”, y en ningún caso cuestionan si los contenidos se entregan en forma correcta o incorrecta; es decir, se culpan.
    • Creen que nunca aprenderán como los “matemáticos”.

La historia reconoce muchos personajes brillantes con conflictos de aprendizaje durante sus primeros años de estudio. Esto no quiere decir que todos los individuos con esta dificultad sean brillantes, pero deja entrever que sin importar el sistema, la época ni el coeficiente intelectual, siempre habrá estudiantes que no encajen en los sistemas tradicionales de enseñanza donde no hay tiempo para detenerse a analizar casos especiales.

Cuando el alumno con baja autoestima comprende que no es él quien falla sino el método, se abre otra ventana para creer en sí mismo y permitir el ingreso de los conceptos que el método anterior no logró insertar.

 

 LO QUE NO SE PUEDE APRENDER CON UN MÉTODO, SIEMPRE SE PODRÁ CON OTRO QUE EXISTE O EXISTIRÁ

(Siempre y cuando haya real interés por aprender)

ADVERTENCIA

Según las observaciones en terreno, los estudiantes que más logros obtienen con el Método Barría son los que se han aburrido de obtener malas calificaciones a pesar de sus esfuerzos.
Por esta razón, no se recomienda el Método Barría para alumnos que no tienen interés en estudiar.

ORIGEN DE UN MÉTODO EMPÍRICO

El Método Barría comienza a gestarse hace más de 25 años luego de observar que algunos estudiantes calificados en forma peyorativa como “malos matemáticos” podían obtener mejores rendimientos que los llamados matemáticos, cuando se les aplicaba una pedagogía conciliadora y adaptada a su propia forma de pensar.

 

DMC Firewall is a Joomla Security extension!