Artículos

Activa habilidades latentes

Todos tenemos habilidades innatas para realizar cálculos aproximados físicos o matemáticos. Por ejemplo, si cruzamos a pie una calle mientras un vehículo se acerca, variamos el ángulo de cruce o nos apuramos, según la conveniencia, de acuerdo a nuestros cálculos mentales normales.

Sin ser físicos, somos capaces de calcular el avance de un cuerpo en movimiento, pero no siempre tenemos las herramientas y códigos para llevarlas al papel de manera formal.

En una sesión del Método Barría, se pidió a un estudiante que analizara la siguiente situación agradable: "Vas viajando hacia la playa con tu familia en un automóvil, el velocímetro marca 80 km/h ¿Cuántos kilómetros deben recorrer en 2 horas si no hay obstrucciones en el camino? El estudiante, dijo correctamente 160 Km."

Al cabo de un rato, el estudiante se anuló y no supo responder cuando se le preguntó lo mismo, pero de la siguiente manera: "Calcula la distancia recorrida por una partícula que se desplaza con MRU a razón de 80 km/h durante un intervalo de 2 horas".

Según el Método Barría, en estos estudiantes el problema no es la física, sino la falta de códigos o de lenguaje físico que no les permite activar sus habilidades latentes.

Muchos estudiantes con hábitos de estudio y capacidad indudable no aprenden, posiblemente por un prejuicio a la “FÍSICA”, creado por ellos mismos o insertado por otros, o porque no se insertaron correctamente los primeros códigos en el momento adecuado.

TODO SE PUEDE APRENDER, SOLO DEPENDE DEL MÉTODO

(Siempre y cuando haya real interés por aprender)

ADVERTENCIA

Según las observaciones en terreno, los estudiantes que más logros obtienen con el Método Barría son los que se han aburrido de obtener malas calificaciones a pesar de sus esfuerzos.
Por esta razón, no se recomienda el Método Barría para alumnos que no tienen interés en estudiar.

ORIGEN DE UN MÉTODO EMPÍRICO

El Método Barría comienza a gestarse hace más de 25 años luego de observar que algunos estudiantes calificados en forma peyorativa como “malos matemáticos” podían obtener mejores rendimientos que los llamados matemáticos, cuando se les aplicaba una pedagogía conciliadora y adaptada a su propia forma de pensar.

 

Our website is protected by DMC Firewall!