Artículos

Desbloqueo del estudiante

En realidad, nadie está consciente de lo que entra y se almacena en la mente durante el ingreso y almacenamiento de información (PROCESOS 1 y 2 del Ciclo del proceso de aprendizaje). Por lo tanto, si se quiere solucionar un conflicto, no tiene sentido partir analizando la calidad de la enseñanza, las técnicas de almacenamiento de información, los hábitos de estudio, etc. El Método Barría sugiere que, como diagnóstico, se analicen, de manera constructivista, errores, aciertos, expresión verbal y física, etc. y, a partir de esto, concluir en qué forma el alumno está procesando la información que ingresa en su mente.

Conocido esto último, comienza el ingreso cuidadoso de conceptos (PROCESO 1) del ramo en cuestión. Esto último, se prueba inmediatamente hasta que la salida de los conceptos y contenidos del ramo sea fluida y sin errores.

Durante estos procesos consecutivos de prueba e inserción, se enseñan en forma gradual y constructivista, nuevas técnicas y conceptos para mejorar el procesamiento de la información.

Este proceso de rastreo y reparación se realiza hasta que el estudiante, espontáneamente, procese y almacene los contenidos extraídos del entorno (PROCESO 1) y los acople generando un ciclo fluido y permanente.

  

ADVERTENCIA

Según las observaciones en terreno, los estudiantes que más logros obtienen con el Método Barría son los que se han aburrido de obtener malas calificaciones a pesar de sus esfuerzos.
Por esta razón, no se recomienda el Método Barría para alumnos que no tienen interés en estudiar.

ORIGEN DE UN MÉTODO EMPÍRICO

El Método Barría comienza a gestarse hace más de 25 años luego de observar que algunos estudiantes calificados en forma peyorativa como “malos matemáticos” podían obtener mejores rendimientos que los llamados matemáticos, cuando se les aplicaba una pedagogía conciliadora y adaptada a su propia forma de pensar.

 

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd