Artículos

La exposición perfecta no es solo para personas con personalidad desbordante. Todos podemos exponer ideas independientemente del nivel educacional y social.

¿Cuántas veces se ha encontrado con discusiones acaloradas de fútbol?

¿No es verdad que hay personas que toman la palabra largo rato y exponen todos sus puntos de vista, inclusive con estadísticas copiadas de los programas de televisión?

Muchos estudiantes creen SABER ciertas materias basándose en que las entienden, pero mientras no puedan extraer desde sus mentes el conocimiento aplicándolo en el entorno, no han aprendido aún. Esta falta de conocimiento aparecerá tarde o temprano.

Algunos casos tratados con el Método Barría para mejorar el rendimiento

 

Caso 1:

Descripción: alumno de colegio particular. Coeficiente intelectual de 126.

Excelente rendimiento hasta 8º básico.

Mal rendimiento en primer año medio con posibilidades de repetir.

Evaluación: miedo, rebeldía y violencia. Según el método Barría, su problema se generaba por el miedo a no responder como alumno de alto coeficiente intelectual.

En realidad, nadie está consciente de lo que entra y se almacena en la mente durante el ingreso y almacenamiento de información (PROCESOS 1 y 2 del Ciclo del proceso de aprendizaje). Por lo tanto, si se quiere solucionar un conflicto, no tiene sentido partir analizando la calidad de la enseñanza, las técnicas de almacenamiento de información, los hábitos de estudio, etc. El Método Barría sugiere que, como diagnóstico, se analicen, de manera constructivista, errores, aciertos, expresión verbal y física, etc. y, a partir de esto, concluir en qué forma el alumno está procesando la información que ingresa en su mente.

ADVERTENCIA

Según las observaciones en terreno, los estudiantes que más logros obtienen con el Método Barría son los que se han aburrido de obtener malas calificaciones a pesar de sus esfuerzos.
Por esta razón, no se recomienda el Método Barría para alumnos que no tienen interés en estudiar.

ORIGEN DE UN MÉTODO EMPÍRICO

El Método Barría comienza a gestarse hace más de 25 años luego de observar que algunos estudiantes calificados en forma peyorativa como “malos matemáticos” podían obtener mejores rendimientos que los llamados matemáticos, cuando se les aplicaba una pedagogía conciliadora y adaptada a su propia forma de pensar.

 

Our website is protected by DMC Firewall!