Artículos

Según las observaciones en terreno durante la aplicación del Método Barría, existe una gama de actitudes propias de estudiantes con conflictos en el área de ciencias (no todas presentes en un solo individuo) que evidencian un problema de bloqueo que se podría superar con el Método Barría.

Todos los métodos de enseñanza tienen un marco específico de aplicación. El Método Barría no es un método de enseñanza masivo ni pretende ser antagónico a estos. Su objetivo es suplir las necesidades de algunos individuos que no logran encajar con los métodos tradicionales. Para aplicar este Método, es indispensable que el estudiante esté consciente de sus dificultades y manifieste interés REAL por superarlas, cumpliendo con las tareas simples que se le indiquen, según sea el caso.

SESIONES DE ENSEÑANZA DE FÍSICA, QUÍMICA, MATEMÁTICAS O PSU

Según el Método Barría, todos somos distintos; cada individuo aprende en forma diferente.

Las sesiones consisten en buscar cuidadosamente (con elementos de mayéutica y heurística) las bases del problema que impiden el aprendizaje fluido del estudiante. Esto se lleva a cabo mientras se enseña el ramo en cuestión (física, química, matemáticas o PSU). Para esto, se adapta el Método Barría según el caso y gradualmente se incrementan los conocimientos del estudiante:

ADVERTENCIA

Según las observaciones en terreno, los estudiantes que más logros obtienen con el Método Barría son los que se han aburrido de obtener malas calificaciones a pesar de sus esfuerzos.
Por esta razón, no se recomienda el Método Barría para alumnos que no tienen interés en estudiar.

ORIGEN DE UN MÉTODO EMPÍRICO

El Método Barría comienza a gestarse hace más de 25 años luego de observar que algunos estudiantes calificados en forma peyorativa como “malos matemáticos” podían obtener mejores rendimientos que los llamados matemáticos, cuando se les aplicaba una pedagogía conciliadora y adaptada a su propia forma de pensar.

 

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd